CRECIMIENTO, de la exportación pasiva, al "yo con yo".

Al iniciarse en exportación, se evoluciona. Se va mejorando en logística, tiempos y rentabilidad. A mayor crecimiento en la experiencia, habrá mayor crecimiento de pedidos.
El primer esquema de exportación es el pasivo, en la que el riesgo logístico es menor, ya que se entrega la mercancía en el puerto de origen (FOB). También es la menos rentable ya que el distribuidor o el minorista obtienen mayores márgenes por estar más cerca del consumidor en la cadena de venta.

El segundo esquema de exportación es distribuir en destino (CIF y otros). Aquí, la logística es mayor ya que incluye la importación. Requiere tener oficina propia o en alianza con un agente local.
crecimiento2
El tercer y más avanzado esquema es el “yo con yo”, creando una empresa en destino que es la que importa y distribuye al consumidor final (DDP). Aquí se requiere una amplia experiencia logística e inversión de recursos de capital, legales y humanos. Es el más rentable, ya que la empresa controla la cadena de distribución.  Es el esquema que suelen aplicar las multinacionales.
Manteniendo la disciplina exportadora, se pasa del primer al tercer esquema, en menos de cinco años.

Al exportar, se pueden lograr niveles de crecimiento del 20% mensual, lo que lo hace incomparable frente a cualquier negocio respecto al esfuerzo de ventas y la inversión.

<<Volver>> ir a: <<CANADÁ>> <RENTABILIDAD> <PROCESO>